Hoy me retiro por unos minutos del bullicio externo para entrar en la paz de mi mundo interno, estabilizarme, y calmar mi alma y mi mente. Una vez que logro serenarme y entrar en contacto con mi propia Divinidad, puedo ir a cualquier lugar y hacer lo que sea, sin caer en la confusión o en el caos.  

Ir al contenido