Hoy persigo mis sueños, y dejo que mis pensamientos floten, como cometas al viento. Dar rienda suelta a la imaginación, es una de las experiencias más mágicas, por la sensación de bienestar que produce, y porque es una manera agradable de construir la vida que merecemos.

Skip to content