Hoy suelto el temor a esperar lo mejor. Dios tiene grandes planes para nosotros, pero si nuestra voluntad escoge algo diferente, menos satisfactorio y elevado, Él respeta nuestra decisión. La falsa humildad nos impide aceptar los grandes regalos que la Divinidad tiene reservados para nosotros.

Skip to content