Hoy suelto el miedo a las caídas. Un niño aprendiendo a caminar se cae una y otra vez, hasta que domina el arte de caminar. Así es la vida. No permito que lo que parecen ser derrotas me impidan seguir adelante, compadeciéndome y quejándome. Tengo la certeza de que todo lo que me propongo, lo puedo lograr.

Skip to content