Hoy lleno mi corazón de fe, pues sin ella no se puede ir por ningún camino en la vida. Sin confianza no hay amor, y sin amor la vida está vacía, pierde su sentido. Fe, confianza y amor son los ingredientes necesarios para crear una vida llena de esperanza, bienestar y felicidad.

Skip to content