Hoy dejo volar mis sueños y le doy rienda suelta a mi imaginación. Muchas grandes maravillas del mundo fueron construidas por hombres que dejaron su mente libre, y soñaron despiertos hasta que sus sueños se hicieron realidad. Puedo dejar que mi mente llegue tan alto, que traigo el cielo a la tierra.

Skip to content