Hoy todo lo que doy a otros, en realidad me lo estoy dando a mí mismo. Por esta razón, hoy decido tener una acción de amor y generosidad con alguien que lo necesite. Siempre que damos, la vida responde de manera similar. Nace una abundante corriente de energía del dar y recibir, que nos beneficia a todos.

Skip to content