Hoy no tengo que luchar o sufrir por nada. La idea de que las cosas son difíciles y se consiguen con mucho esfuerzo, bloquea mi mente y aleja las bondades del universo. Las fuerzas de la gratitud y de la paz atraen cosas positivas y facilitan el camino que quiero recorrer.

Skip to content