Hoy me tomo un tiempo para quedarme en silencio, cerrar mis ojos, respirar profundo, y llenar todo mi ser de un inmenso amor. Merezco todo lo bueno, una vida saludable, próspera, en paz, llena de alegrías, y en la compañía de mis seres queridos. La vida es corta y puedo disfrutarla a plenitud.

Skip to content