Hoy pido a Dios que me guíe para ser justo, hacer lo necesario, y servir al plan divino con amor y sabiduría. Todo en la vida tiene un propósito perfecto. Solo pido recibir la guía y la ayuda necesaria, para aprender a servir con amor, y dar siempre lo mejor de mí en todas mis labores y en cualquier circunstancia.

Skip to content