Hoy me amo y me acepto como soy. Honro mi ser con sencillez, y valoro cada una de mis acciones y decisiones. Si me quiero y respeto, los demás harán lo mismo. Mientras más amor me doy, más amor recibo de los demás y de la vida en general. Por ley de atracción, atraigo lo semejante.

Skip to content