Hoy me siento feliz y en paz, independientemente de las circunstancias que enfrento, y del entorno en que vivo. Actúo con honestidad con los demás y conmigo mismo. Obro de manera tal, que si me fuera a morir hoy mismo, puedo partir sin lamentar nada. Voy por la vida haciendo el bien, para vivir libre de culpas y de miedos.

Skip to content