Hoy me trato con amor y respeto. Hago cosas que me deleiten, me consiento, dedico tiempo a satisfacer mis necesidades y algunos caprichos que merezco. La caridad bien entendida empieza por uno mismo. A lo largo de la vida hemos escuchado: “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Hoy me doy amor.

Skip to content