Hoy soy un imán que atrae todo tipo de bendiciones, salud, felicidad, bienestar y amor. Tengo la certeza de que solo atraigo cosas buenas y positivas. Recuerdo momentos difíciles, y ahora que ya pasaron, me parecen menos importantes y complicados que antes; al superarlos, mi comprensión aumenta, y veo la vida más bella.

Ir al contenido