Hoy enfoco mis acciones y oraciones hacia el bienestar del mundo. Me convierto en una fuente inagotable de armonía, paz, salud y bienestar para todos aquellos con quienes comparto cada día. Soy una presencia amable y confortable para todos, y cada día soy mejor que el anterior.

Skip to content