Hoy me relajo con la certeza de que siempre estamos guiados por un Poder Superior que nos ha creado, y que nos apoya a cada instante. No estamos solos ni abandonados. Todo lo que necesito para vivir plenamente, llega en el momento perfecto. No hay nada que temer, solo mucho por agradecer.

Skip to content