Hoy acepto la abundancia, el bienestar y la protección que recibo constantemente. Elimino de mi mente el temor producido por la creencia de que las cosas pueden salir mal. A nuestra vida llega únicamente el resultado de lo que hacemos, por eso todo lo hago con amor, dando siempre lo mejor.

Skip to content