Hoy lo peor que nos puede pasar en la vida es desaprovecharla, es decir, morir en vida. Los talentos son una responsabilidad que no podemos desperdiciar. Es como tener una mina de oro y nunca extraerlo. Es no atrevernos a experimentar cosas nuevas y emocionantes, y quedarnos atrapados en la inercia y en la queja.

Skip to content