Hoy no existe fracaso posible, si tengo determinación y dejo de justificar mi incapacidad de actuar o mi tendencia a posponer. La vida está llena de retos que debo afrontar por duros que sean, sin dejarme abatir por ellos o desistir ante la dificultad.

Skip to content