Hoy me libero del miedo al fracaso, que paraliza y destruye los sueños. Tengo grandes objetivos y propósitos que decido concretar inmediatamente. No me dejo dominar por el temor, y comienzo a actuar. Más vale hecho, que perfecto.

Skip to content