Hoy me amo y me acepto tal cual soy. No me comparo con nadie. Reconozco, valoro y agradezco mis dones y fortalezas, y me centro en potenciarlos para servir a otros y a mí mismo.

Ir al contenido