Hoy decido crear una vida exitosa. Para lograrlo, primero la debo crear en mi mente, actuando con la seguridad y la certeza de que eso que tanto anhelo, ya es una realidad en mi vida. Visualizo mi prosperidad, cada momento del día: al despertar, antes de dormir, y un minuto, cada hora del día. Obro en consecuencia, convencido de que lo que anhelo, pronto se materializará.

Skip to content