Hoy en la medida en que me lleno de paz, abandonando los juicios y el temor voy siendo testigo de maravillas que antes ni siquiera podía imaginar. Para que la vida sea una experiencia grandiosa hay que vivirla de una manera excepcional.

Ir al contenido