Hoy veo cómo en los momentos más duros y difíciles de la vida, o ante las situaciones complicadas que parecen no tener solución, el amor es el único remedio. Abro mi corazón y permito que el bálsamo del amor fluya libremente.

Ir al contenido