Hoy pongo empeño en todo lo que hago, quien quiere ser bueno en algo, debe practicar continuamente hasta llegar a dominar. Con la paz interior sucede igual, hay que tomar la decisión y comenzar a actuar firmemente, evitando el enojo, la inconformidad, la queja, el miedo y todo tipo de emoción negativa que bloquee mi paz interior.

Ir al contenido