Hoy no me preocupo si siento que mis avances en el camino espiritual son pequeños, el poderoso roble surge de una diminuta bellota, de las pequeñas semillas brotan hermosas flores y jugosos frutos. Sigo avanzando a mi ritmo sabiendo que a partir de un pequeño pensamiento de fe y amor pueden surgir maravillas en mi vida.

Ir al contenido