Hoy doy gracias por todas las cosas grandes y pequeñas que hay en mi vida, las cosas que ahora me parecen pequeñas y hasta insignificantes pueden crecer y convertirse en supremamente valiosas. Solo es cuestión de vivir en estado continuo de paz, armonía y gratitud para que todo lo bueno se multiplique y mi vida se llene de dicha y amor.

Ir al contenido