Hoy soy la consecuencia de las decisiones que tomé en el pasado. En las cosas que no me producen satisfacción debo realizar cambios y tomar mejores decisiones, no puedo esperar tener resultados más satisfactorios sin modificar mi forma de pensar y actuar, si quiero llegar a ser lo que sea, tengo que tomar decisiones que me aproximen a eso que quiero. 

Ir al contenido