Hoy nuestra mente está moldeada y dirigida por la Mente Divina que sustenta el universo entero. Procuro mantenerme unido a esa Fuente Infinita, porque tengo la certeza de que está en todas partes al mismo tiempo, me sostiene, y jamás permite que me suceda nada que no sea necesario para mi bienestar y evolución.

Skip to content