Hoy aprendo a dejar descansar mi mente para que pueda pensar bien. Me relajo y enfoco mi mente en algo positivo y hermoso, así puedo conquistar cada vez mayor energía y vigor. El cerebro cansado nubla el pensamiento y turba el entendimiento, relajado permite pensar con alegría, acierto y sabiduría.

Skip to content