Hoy abandono la crítica, no existe una forma de criticar a los demás, que logre cambiar su opinión o manera de actuar, solo consigo que se defiendan y se aferren más a su manera de pensar. La crítica no solo hace sentir mal a la persona criticada y me deja una sensación de desilusión, sino que hace que ambas personas quedemos alteradas y distanciadas.

Skip to content