Hoy amo la vida, es un maravilloso regalo que agradezco cada día al despertar. Vivo con la certeza de que todo tiene un sentido, aún las situaciones difíciles y dolorosas están cargadas de bellas y poderosas enseñanzas. Aunque las cosas no salgan como yo espero, tengo la convicción de que todo saldrá como debe ser, y aprenderé lo que tenga que aprender.

Ir al contenido