Hoy me concentro en mis deberes y en mis propios intereses. No puedo ni debo inmiscuirme en los asuntos de los demás, debo respetar sus decisiones, lo que hacen y por qué lo hacen. Evito participar en críticas, chismes o intrigas malintencionadas, todos tenemos derecho a experimentar lo que se nos antoje, aunque sea un error.

Ir al contenido