Hoy conservo la esperanza a pesar de las dificultades. Cuando sabemos lo que deseamos y alimentamos ese sueño como una luz en nuestro interior, lograremos hacer que las cosas sucedan. Con una buena dosis de constancia y paciencia sin nunca perder la esperanza, se consigue materializar todo lo que deseamos en la vida.

Skip to content