Hoy alejo de mí las preocupaciones del mundo y las condiciones de mis semejantes. Si me dejo doblegar, no puedo servir a otros, paso a formar parte del caos y de la confusión. Mientras aumenta la oscuridad del mundo y se hace más densa, mi luz se incrementa, se fortalece e ilumina mi propio camino y el de los demás.

Ir al contenido