Hoy fluyo con la naturaleza, sigo la corriente de la vida sin pretender cambiar las cosas según mi propio parecer. La vida es como es, no como me parece que debería ser. La disfruto, suelto toda actitud rígida que robe mi paz interior, que me cause preocupación o sufrimiento.

Skip to content