Hoy la vida es maravillosa cuando estoy en paz y fluyo en armonía con ella dejando de hacerle resistencia. Acepto las experiencias de manera tranquila y natural, me convierto en una persona positiva, que ve una oportunidad en cada situación, que hace de cada día un momento especial, lleno de gratitud y serenidad.

Ir al contenido