Hoy es tiempo de disfrutar los bienes materiales que con esfuerzo y dedicación gané. No me preocupo por nada ni por nadie, cada uno tiene su propio destino y todos recorremos nuestro camino lo mejor que sabemos y podemos. No se trata de ser egoístas, sino de vivir y permitir que otros vivan sus vidas como les parece.

Ir al contenido