Hoy me propongo compartir de manera fraternal, amorosa y respetuosa con todos los seres vivos. La solidaridad y la cooperación mutua son indispensables si deseamos construir un mundo mejor en el cual todos vamos a vivir más tranquilos, seguros, llenos de paz y bienestar. Un mundo así es posible, no es una utopía, es cuestión de transformarnos a nosotros mismos.

Skip to content