Hoy perfeccionarnos a nosotros mismos significa automáticamente perfeccionar el medio que nos rodea; el primer paso consiste en reconocer los lazos indestructibles entre nuestro mundo interior: de ideas, pensamientos y conceptos, y el mundo externo: de acontecimientos y circunstancias.

Ir al contenido