Hoy me concentro en mis actividades cotidianas, enfoco mi atención y toda mi energía en lo que hago, sin distraerme pensando o deseando estar en otro lugar. Cuando me distraigo y empiezo a querer estar en un lugar diferente, haciendo otra cosa, me vuelvo ineficiente, pierdo mi paz y bloqueo mi mente.

Ir al contenido