Hoy el arte de la paz empieza en mí. Todos contamos con una conciencia que debemos refinar, un cuerpo que podemos adiestrar y un camino que seguir. Estamos aquí con el propósito de realizar nuestra propia divinidad interior, de iluminar el mundo exterior y alimentar la paz en nuestra vida, para trasmitirla al entorno que nos rodea.

Skip to content