Hoy reconozco mi poder, todos creamos situaciones difíciles y dolorosas que nos conducen a renunciar a nuestro potencial y culpar a otros por nuestras frustraciones. Comprendo que no hay persona alguna, lugar o cosa que tenga dominio sobre mí, sobre mis decisiones y acciones. En mi mente solo pienso yo.

Ir al contenido