Hoy nuestra vida es un intercambio permanente entre lo que hay dentro y lo que proyectamos. El exterior muestra lo que nos sucede internamente. Para conocer a alguien, solo hay que observar su entorno, sus relaciones y resultados.

Ir al contenido