Hoy me despierto con gratitud, alegría y entusiasmo. Decido vivir en completa paz, sin conflictos ni rencores. La vida es un grandioso regalo para disfrutar. Las experiencias gratas y las lecciones difíciles nos impulsan a crecer.

Ir al contenido