Hoy me conecto con la parte más elevada de mi ser. Oro de manera constructiva, agradeciendo todo lo que tengo y lo que viene en camino. Cada vez que profundizo en mi ser a través de la oración o la meditación, siento mi unidad con el Creador y disfruto la plenitud de Sus dones.

Ir al contenido