Hoy estoy dispuesto a cambiar mis ideas y mi forma de pensar. Acepto lo nuevo y soy flexible para ser mejor. Me desapego de ideas antiguas y de tantos conceptos obsoletos que me estancan, impidiendo mi crecimiento mental, espiritual y material.

Skip to content