Hoy encuentro un auténtico gozo en mis actividades cotidianas, en la vida que llevo y en las relaciones que establezco. Jamás realizo una tarea con desidia ni la dejo a medias. Todo lo hago con amor, júbilo  y gratitud desde lo más mundano y material hasta lo más espiritual.

Skip to content