Hoy evito hablar mal de los demás. Todos merecemos un trato amable y respetuoso. Es agotador escuchar a personas que critican y denigran de otros. Nada justifica dicha acción. Quien vive juzgando a otros, refleja su pobreza emocional.

Skip to content