Hoy presto atención a mis acciones diarias y soy consciente de que recojo lo que siembro. Para evitar resultados negativos, quejas y sufrimientos futuros, actúo con paz, sabiduría y amor en el corazón.

Skip to content